Breaking

viernes, 15 de marzo de 2019

Con paso alterno abren vía al sur

La minga indígena continúa. En eso dicen estar claros los indígenas que participan en ella, incluidos los que se encuentran en el lado del departamento del Huila.
Pero tal y como lo habían advertido los indígenas, desde tempranas horas de ayer decidieron bloquear la vía  al sur lo que generó grandes trancones y largas filas de vehículos que al lado y lado de la carretera permanecían a la espera de poder pasar.
Pero quizá lo más grave de todo esto ha sido el desabastecimiento de combustible en varios de los municipios del departamento por cuenta del bloqueo al paso de los carrotanques que llevan gasolina.
Sumado a ello, la empresa Alcanos de Colombia decidió suspender el servicio de gas natural domiciliario en varios municipios en el Huila así como en el Caquetá.
Por su lado, Surgás  tomó la misma determinación en localidades como Timaná en horas de la mañana, y al medio día quedaron por fuera Pitalito, Agrado, Pital y Altamira.
Sin embargo, tras varias horas de conversaciones entre miembros de la minga y el gobierno departamental del Huila, los indígenas aceptaron abrir el paso de vehículos a partir de las 3:00 p.m. por espacio de cuatro horas en la vía nacional que conduce de Neiva a Pitalito.
Traumatismo total
Y es que pese al acuerdo logrado el daño está hecho. Para empezar el sector de los transportadores reportaron ayer mismo una baja ostensible en el flujo de pasajeros y por ende en la venta de pasajes.
Juan Carlos González, gerente de Flota Huila sostuvo que el problema para el sector se presentó principalmente hacia los municipios del sur, y los departamentos de Caquetá y Putumayo.
“Es una afectación total, tanto para las empresas como para los usuarios y los terminales. El impacto es fuerte porque tenemos ahí los departamentos de Caquetá y Putumayo”, dijo.
Añadió que mientras tanto, la situación es normal en el norte del Huila,  la vía a la capital de la República y parte del occidente en municipios cercanos como Yaguará y Palermo.
No obstante, en los terminales de transporte se presentó una reducción de al menos un 70 por ciento, y más de un 90 por ciento para el caso de las empresas regionales que tienen influencia solo en el departamento.
Otros sectores
Los pequeños distribuidores de combustible pudieron defenderse con lo poco que tenían en inventario, durante las primeras horas.
Pero  con el pasar de las horas, el panorama cambió pues el combustible se fue agotando debido a que no se permitió más paso de vehículos y menos si eran de carga pesada como los carrotanques.
Según Luz Mila Moyano, directora de Fendipetróleo en el Huila, si la situación se complicara, Neiva podría abastecer a otros municipios hasta por 15 días.
El problema es que llegar a las localidades se tornaría complicado pues las vías alternas no son lo suficientemente buenas y resistentes para soportar el paso continuo de vehículos de carga tan pesada.
En este caso, la opción sería por Íquira- Pacarní para llegar al cruce de La Plata. Y eso fue lo que hicieron muchos ayer, hasta que se permitió la apertura de la vía nacional desde las 3:00 p.m.
“Es que los tanques de las estaciones no son lo suficientemente grandes como para abastecerse por mucho tiempo. Habría que estarlos llenando constantemente pero el viaje vale mucho”, explicó Moyano.
Y es que si se hacen cuentas, cada viaje pequeño con combustible cuesta entre 50 y 70 millones de pesos aproximadamente lo que complica aún más el panorama porque hay otras facturas por pagar así como compromisos con nóminas.
Situación no menos grave vivieron otros sectores como los que prestan servicios de gas domiciliario.
De nuevo, aunque había alternativas con otras vías, Camilo Ernesto Lozano, gerente de la empresa Surgás, precisó que dados los equipos que se manejan para el transporte como son las llamadas mulas, no pueden transitar con facilidad por las condiciones geográficas de esas zonas.
Otras vías como las de Yaguará-íquira-Tesalia-La Plata, no presentarían condiciones óptimas para el paso de vehículos pesados, añade Lozano.
En ese orden de ideas, ayer, al menos 30.000 viviendas se vieron afectadas por la falta de gas domiciliario, según informó Lozano.
Otros municipios donde los usuarios son atendidos con gas GLP, no tienen problema, pues los carros que transportan los cilindros pueden pasar perfectamente por la vía a Íquira.
Mucha paciencia
Al cierre de esta edición, la secretaria de Gobierno Departamental Liliana Vásquez confirmó que el acuerdo con los indígenas en el Huila consiste en  que permitirán el paso vehicular de manera continua pero con condiciones.
“Permitirán el tránsito de vehículos en la carretera nacional Neiva-Pitalito, en inmediaciones del municipio de Hobo, este viernes entre las 7:00 a.m. y las 10 a.m. Luego, entre las 2:00 p.m. y 5:00 p.m. En esos intermedios que está cerrado estaremos en la mesa trabajando con los indígenas y los alcaldes en la agenda”, explicó Vàsquez.
A este tiempo que tomará viajar al sur, mientras se mantenga la minga, hay que sumarle el paso por la zona de Pericongo donde la vía está a un solo carril. Es decir que viajeros y conductores deberán armarse de toda la paciencia posible.
Mientras tanto, los indígenas insisten en reunirse  con el presidente Iván Duque, es decir, todo depende de la voluntad del gobierno nacional para negociar con ellos.
Permanecerán ubicados a lado y lado de la vía hasta que termine la minga, dependiendo de lo que se acuerde en el Cauca donde se  concentra la mesa principal.
El rechazo de los gremios
 Si bien muchos alzan su dedo para apoyar la minga indígena, a otros sectores no les cae en gracia que ahora la vía presente restricciones.
Los gremios económicos en cabeza del presidente de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, expresó su inconformidad.  
“Hago un llamado a los líderes de la protesta y a todos los integrantes de la misma,  que esa no es la manera de reclamar ni civilizada el dañar bienes públicos y obstaculizar la movilización, el paso de productos y  combustibles. Convoco a la sensatez, al diálogo, pero sin esas vías de hecho, porque definitivamente es inaceptable e inconcebible a lo que están llegando las protestas, como lo es abrir una brecha en el asfalto de lado a lado de la vía de aproximadamente 1 metro de ancho; esas acciones nos generan mucho más retraso y agravan los problemas que tiene el país”, afirmó.
Dijo que el traumatismo y afectación que está causando el bloqueo en la vía al sur es preocupante.
Rincón Machado exhortó al gobierno nacional a que no haga caso omiso a lo que está ocurriendo y pidió  que se atienda en lo posible las peticiones de los indígenas para que la situación se normalice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario